luisllamas

Mi nombre es Luis Llamas, y nací en 1983 en Zaragoza (España).

Al nacer el médico dijo: “Ha tenido un ingeniero”
… al ver como desmontaba la máquina de ecografías.

Si bien no me gusta el hábito, por otro lado muy extendido, de definir a una persona por la profesión que ejerce, lo cierto es que la Ingeniería, en todos sus aspectos, ha sido mi pasión desde pequeño. Matemáticas, física, química, electrónica, informática, mecánica, daba igual el campo, atraían mi interés desde muy temprano.

¿Cómo se hace eso? …  ¡Yo también quiero hacerlo!

Sin duda, para mi, esta frase ha sido siempre el motor de todo. El origen de un ansia por saber más. Debo remarcar que en todo momento conté con el apoyo de mis padres que me proporcionaron cuanto necesitaba para mi formación, y por lo cual estoy enormemente agradecido.

En mi casa el Spectrum ZX ‘Sinclair’ llegó antes que yo. Recuerdo que mi madre me enseñaba a usar Basic, obviamente con las limitaciones de mi edad. Con unos 6 años llegó el 386. Con 8 años mi padre me enseño AutoCAD versión v10. Con 14 años me apuntaron a una academia para aprender a programar en C++. Estos pasos me llevarían, inevitablemente, a ingresar en 2001 en el Centro Politécnico Superior de Zaragoza (C.P.S.) para la realización de la carrera de Ingeniería Industrial (Ingeniería que en España tiene 5 años de duración).

Después de todo, ingeniería viene de ingenio.

Con esta frase, aparentemente simple, terminó el director del Centro la presentación en mi primer día como universitario. El Ingenio es la facultad para discurrir o inventar. A su vez proviene del latín Ingenium, que significaba crear. En mi opinión es imposible que una persona que dedique su vida a la ingeniería, no sienta en ciertos momentos ganas de crear. Podrá manifestarlo de muy diversas formas. Dibujo, arte, diseño, inventos caseros, o cualquier otra forma de expresion. Personalmente desde muy pequeño me sentía fascinado por el mundo del diseño y, de forma muy especial, el diseño 3d. Recuerdo ver las mallas curvándose elegantemente para crear formas de robots y aviones. Sin duda, yo quería aprender a hacer eso, costara lo que costara. Con el tiempo el dibujo 3d se convirtió en mi mayor hobbie, al que dedico una pequeña parte de mi tiempo libre.

“Lo importante es no dejar de hacerse preguntas”

Una persona que disfrute pensando, independientemente de su profesión, no debería dar nunca su formación por terminada, ni limitar sus conocimientos a los contenidos impartidos en su carrera, caso de que la haya cursado. Muy por el contrario, y particularizando, todo Ingeniero debería mantenerse en constante formación, antes, durante, y especialmente después de finalizar la carrera. No se debe equivocar el concepto, y plantearlo en la forma “voy a seguir formándome, porque mi profesión me obliga, y de esta forma puedo mejorar mi situación laboral”. Por el contrario, si tu profesión es vocacional, deberías desear seguir aprendiendo simplemente porque disfrutas con ello.

“Cogito ergo sum” (Pienso, por lo tanto existo)
René Descartes. 1637

Gracias por vuestra visita.