Cómo apagar o reiniciar Raspberry Pi correctamente


Ahora que nos hemos convertido en unos expertos en instalar y configurar nuestra Raspberry Pi, tenemos que ver cómo apagar y reiniciar Raspberry Pi correctamente.

Y es que, una tarea que parece trivial en cualquier ordenador, apagar correctamente nuestra Raspberry Pi es de vital importancia. ¡Este chisme no tiene botón de apagado!

De ninguna manera apagaremos una Raspberry Pi quitando el cable de alimentación. De hacerlo corremos un enorme riesgo de corromper los ficheros de la tarjeta SD lo que obliga a formatearla y volver a instalar desde el principio.

De hecho, la alarmante tendencia de corromper la tarjeta SD este es uno de los mayores problemas que tiene la Raspberry Pi. Apagarla correctamente ayuda a disminuir la posibilidad de una tarjeta SD corrupta (sin bien no la elimina por completo).

Anuncio:

Apagar Raspberry Pi desde consola de comandos

La forma correcta de apagar una Raspberry Pi desde la consola de comandos es emplear el comando:

Donde ‘-h’ corresponde con la opción ‘halt’ y ‘now’ indica que queremos iniciar el apagado en este momento.

Si en lugar de apagarlo queremos programar el apagado, podemos usar:

Donde debemos sustituir ‘horas’ y ‘minutos’ por el valor que queramos. Si queremos cancelar un apagado programado con el comando anterior, usamos:

Hay otros comandos similares para apagar la Raspberry Pi. Esto da lugar a cierta confusión, por lo que vamos a verlas. La primera alternativa es usar el comando:

Por otro lado tenemos el comando:

Que ejecuta las mismas funciones que ‘halt’, pero además apaga el sistema, apagando la PSU si la placa tiene ACMI. Como Raspberry Pi no tiene PSU, en este caso es equivalente a ‘halt’

Históricamente, estos comandos (‘shutdown’, ‘halt’ y ‘poweroff’) tenían pequeñas diferencias. Aunque se han suavizado con el tiempo, y no son del todo de aplicación en Raspberry Pi, se mantienen en ciertos sistemas.

Podríamos resumir en que ‘shutdown -h’ corresponde con un apagado ‘normal’, mientras que ‘halt’ y ‘poweroff’ corresponden con una ‘parada de emergencia’ más brusca. En general, el comportamiento respecto a gestión de finalización de procesos y energía es distinto.

En el caso de Raspbian los tres comandos deberían tener el mismo comportamiento. Sin embargo, por costumbre y por la preocupación de sobre estas pequeñas diferencias, y porque en otros sistemas pueden no ser equivalentes, personalmente recomiendo el comando ‘shutdown’. Es mejor no coger malos hábitos.

Reiniciar Raspberry Pi

Reiniciar el sistema es igual de sencillo que apagarlo. Nuevamente usamos el comando ‘shutdown’ pero añadiendo el parámetro ‘-r’, quedando así:

De forma similar a lo que hemos visto sobre apagar Raspberry Pi, tenemos otro comando alternativo para reiniciarlo:

Igual que en el caso de anterior, el comportamiento en Raspbian debería ser similar al uso de ‘shutdown -r’. Pero, por aquello de las diferencias y las buenas costumbres, se recomienda emplear el comando ‘shutdown -r’.

Cerrar sesión de usuario

Relacionado con apagar y reiniciar la Raspberry Pi, si únicamente queremos desloggear el usuario actual, simplemente tenemos que emplear el comando:

Apagar o reiniciar Raspberry Pi correctamente es fundamental para el correcto mantenimiento de nuestro sistema. Hemos visto que es muy sencillo gracias al comando ‘shutdown’, con sus distintos parámetros.

En las próximas entradas de la serie de Raspberry Pi continuaremos profundizando en los detalles de Raspbian. ¡Hasta pronto! 

Si te ha gustado esta entrada y quieres leer más sobre Raspberry Pi puedes consultar la sección
tutoriales de Raspberry Pi/Linux

Anuncio:

Previous Librería de Arduino AsyncSonar
Next Cómo usar Bitbucket con Visual Studio

¡Deja un comentario!...

1000