Partes de una pieza impresa en 3D


Continuamos con los tutoriales de diseño para impresión 3D, viendo las partes de una pieza impresa en 3D.

Ya hemos visto que durante la impresión de una pieza en una impresora FDM el cabezal va realizando capa a capa la pieza. Pero esto no significa que estas capas sean totalmente macicas.

Por el contrario, la impresora aprovecha el hecho de construir la pieza a base de depositar material capa a capa para hacer piezas parcialmente vacías. Para eso "juega" con los recorridos y el grado de relleno, según la parte de la pieza que esté imprimiendo.

Por ejemplo, supongamos que queremos hacer esta sencilla pieza formada por un cubo con un taladro circular pasante. El slider va a tratar cada parte de la pieza de forma distinta, en función de su posición en la pieza.

Anuncio:

Así, la impresión comienza con las partes inferiores de la pieza totalmente rellenas. En la imagen siguiente serian las líneas magenta. Lo normal es realizar 2 a 4 capas totalmente sólidas en todas las partes inferiores de la pieza.

Por otro lado, todos los contornos de la pieza, tanto inferiores como exteriores, se realizan mediante varios recorridos concéntricos. En la imagen serían las líneas naranjas y amarillas. Nuevamente, se emplean de 2 a 4 recorridos concéntricos.

El resto de la pieza, es decir, el interior de la misma, se completa con un patrón de relleno parcialmente hueco. En la imagen siguiente serían las líneas rojas oscuro. Existen distintos patrones posibles, siendo el más habitual líneas a 45º, cuya dirección se alterna entre capas.

Finalmente, la pieza se cierra en la parte superior con 2 a 4 capas totalmente sólidas, de forma similar a como se hacía en la parte inferior. Serían las líneas rojas de la siguiente imagen.

El motivo de construir la pieza de esta forma es conformar una “cascara sólida” con un interior parcialmente hueco. Esto consigue un ahorro de material, peso y tiempo de impresión.

Además, debido a la forma en la que trabajan los materiales, este relleno parcial permite mantener su resistencia en una proporción superior a la reducción de peso. Es decir, una pieza con un 40% de peso, normalmente obtiene una resistencia superior a ese porcentaje.

Si os parece que es una idea genial, pensar que la naturaleza nos lleva años de ventaja, y nuestros huesos ya están formados por un patrón poroso, rodeado de un exterior sólido. Esto les permite ser ligeros, a la vez que resistentes.

Ahora que sabemos cuales son las partes de una pieza impresa en 3D, en las próximas entradas veremos los principales parámetros que podemos tocar en el slicer a la hora de imprimir una pieza. La cual incluye el factor de relleno o infill, que controla el tanto por ciento de la pieza que está "hueca". Pero eso lo veremos en la próxima entrada.

Si te ha gustado esta entrada y quieres leer más sobre diseño e impresión 3D puedes consultar la sección impresión 3D

Anuncio:

Previous Diseño PCB. Tamaño componentes PTH
Next Cómo comunicar App en VueJs con ESP32 a través de MQTT