Review del Fly Mouse C120, ratón aéreo y teclado todo en uno


Hoy vamos a ver un review de mando inalámbrico Fly Mouse C120, un excelente controlador inalámbrico para tu ordenador, Android TV Box o Raspberry Pi que combina las funciones de ratón y teclado en un único dispositivo.

En la televisión del salón tengo conectado un Android TV Box. Es una forma sencilla de convertir tu televisión en un centro de ocio multimedia, que deja en pañales a cualquier SmartTV. Puedes ver las películas de un disco duro, jugar, navegar por Internet. Hasta instalar Google Assistant y controlar tú casa con la voz.

Aunque estos players con Android vienen con un mando a distancia, lo cierto es que su funcionalidad es muy limitada. Si quieres aprovecharlo realmente tienes que conectar un teclado y un ratón. Pero ¡no es muy práctico tener un teclado y un ratón por el salón!

Por ese motivo, uno plantea comprarse un mando multimedia o un miniteclado, de los cuales hay muchos modelos. Más grandes, más pequeños, solo teclado, o con touchpad integrado, etc… En general, no son muy cómodos, y tampoco es algo que quieras ver siempre en la mesa de tu salón.

Anuncio: Tus propias PCBs a media en PCBWAY

Aquí es donde entran en juego los Fly Mouse (o Air Mouse). Estos dispositivos nos permiten mover el cursor de un ordenador pero, a diferencia de un ratón normal, no necesitamos apoyarlos en una superficie.

Los Fly Mouse emplean acelerómetros para capturar los movimientos de la mano y mover el cursor en consecuencia. La sensación es similar a interactuar con la pantalla apuntando.

Por supuesto, también existen muchos modelos de Fly Mouse. De entre las muchas opciones disponibles una de mis opciones favoritas es del Fly Mouse C120.

Además de un Fly Mouse, el C120 incorpora en uno de los lados un teclado querty (casi) completo. Por lo que tenemos ambos dispositivos (teclado y ratón) en un único controlador que encaja perfectamente en el salón, sin llamar mucho más la atención que un mando a distancia.

Vamos a ver las características del Fly Mouse C120.

Especificaciones del Fly Mouse C120

El Fly Mouse C120 es un controlador que cumple simultáneamente las funciones de teclado, ratón y controlador multimedia. Un auténtico todo en uno compatible con Android, Windows, Linux y MAC.

Las dimensiones del mando son 15 x 4,3 x 1 cm y el peso de 55 gramos. Sus dimensiones, poco peso, y sus formas curvadas hacen que resulte muy cómodo de sujetar en la mano.

El C120 opera inalámbricamente a 2.4GHZ y tiene un alcance de hasta 10 metros. El receptor USB tiene formato Nano, por lo que puede conectarse sin ocupar espacio en cualquier dispositivo.

Dispone de una batería recargable de litio de 200mAh a 3.7V. Para su carga incorpora un puerto mini-usb, por lo que podemos cargarlo desde cualquier dispositivo con USB (por ejemplo, un cargador de móvil, o incluso desde el propio Android TV). Los LED del mando indican el estado de la carga.

Por último, incorpora un modo stand-by de bajo consumo, en el que el C120 entra automáticamente si no lo empleamos tras unos 30 segundos, permitiendo prolongar la batería durante meses.

Probando el Fly Mouse C120

La sensación es sorprendentemente buena una vez que te acostumbras a su uso. Al principio cuesta un poco porque la tendencia natural es apuntar a la pantalla, y la sensación es un poco rara.

En su lugar, tienes que acostumbrarte a que el movimiento del cursor depende de los giroscopios, por lo que en realidad es el giro de tu muñeca el que dirige el movimiento del cursor, no a donde apuntas con el mando.

Una vez que le pillas el gusto, la sensación es muy natural. La sensibilidad es buena y su uso es cómodo. Puede apuntar con una gran precisión (casi a nivel pixel) sin vibraciones, ni saltos.

Una consecuencia del uso de los giroscopios es que a veces el movimiento “se desincroniza”. Por ejemplo, aunque pongas la mano “recta” (lo que “para ti” es recta en tu posición actual) el cursor queda desplazado respecto al centro de la pantalla.

En este caso, movemos el cursor al centro, pulsamos la tecla de desactivar el ratón, recolocamos la mano y volvemos a activar el ratón. Es un proceso rápido que acabas realizando sin darte cuenta. En cualquier caso, únicamente tendremos que hacerlo al coger al mando y, en alguna ocasión, mientras su uso.

Respecto al tamaño y forma es un acierto por parte del Fly Mouse C120. Es algo más pequeño que un mando a distancia normal, por lo que no desentona en una mesa del salón. Tiene el tamaño correcto para la mano, y su forma curvada resulta ergonómica y cómoda.

Respecto al teclado, su comportamiento es correcto. El ratón se desactiva al voltear el ratón y dejar el teclado hacía arriba. Esta sencilla funcionalidad hace muy cómodo de usar el teclado. En cualquier caso, no es un teclado pensado para escribir de forma prolongada, si no para escribir pequeños textos.

La disposición de las teclas no es totalmente querty por lo que tendremos que mirar frecuentemente al mando mientras escribimos. Por supuesto no tiene tecla Ñ. En general, escribir cualquier carácter especial (acentos, ·, $, %, &) es un pequeño infierno.

Casi podemos decir que el mayor problema del teclado no es el mando, si no el sistema operativo. Tanto Android como Windows no “saben” que tienen un teclado conectado por lo que, al escribir en un campo de texto, aparece el teclado en pantalla restando espacio útil. Es algo molesto, pero que también pasa con cualquier otro tipo de mini-teclado.

En general, la sensación del teclado es correcta. Al menos, todo lo correcta que puede ser en un teclado de este tamaño. El tacto de las teclas es agradable y su tamaño suficiente.

Respecto al precio, es una de las características más atractivas del teclado. Podemos encontrarlo por unos 8€ en vendedores internacionales de AliExpress o eBay (por ejemplo en este enlace de eBay). Antes de adquirir uno, aseguraros que la disposición del teclado es la adecuada para vuestro país.

En resumen, el Fly Mouse C120 es un controlador muy recomendable en calidad/precio que sorprende por la buena sensación que consigue el Fly Mouse, unido a un teclado (casi) querty en un único dispositivo. Es una buena opción tanto para controlar un Android Box TV o una Raspberry Pi a distancia, realizar presentaciones profesionales, o incluso emplear en formaciones y educación.

Anuncio:

Previous Cómo programar Arduino con Visual Studio Code
Next Conexión de escritorio remoto VNC a Raspberry Pi con RealVNC

¡Deja un comentario!...

1000